Acceder al corazón a través de la muñeca

Cateterismo cardíaco transradial

Durante un cateterismo cardíaco, los cardiólogos intervencionistas guían un catéter delgado a través de la gran arteria femoral en los glúteos del paciente para acceder a las arterias coronarias. Mediante rayos X, buscan signos de cardiopatías y determinan el tamaño y ubicación de los depósitos de grasa y el calcio (placa) que pueden estrechar las aberturas de las arterias. Se puede inyectar un contraste en las arterias coronarias para que los vasos sean más visibles en la pantalla de rayos x. Se pueden eliminar las obstrucciones a través de una angioplastia. En este procedimiento, se introduce un diminuto balón que, al expandirse, empuja la placa contra las paredes de la arteria y restablece el flujo sanguíneo.

Mediante el enfoque transradial, los médicos acceden al corazón a través de la arteria radial más pequeña de la muñeca del paciente. Si se encuentra una obstrucción significativa, los médicos podrían llevar a cabo una angioplastia con acceso radial.

Beneficios del procedimiento

Al contrario que en el enfoque femoral, los pacientes que se someten a un procedimiento transradial se pueden sentar de forma casi inmediata y abandonar el hospital el mismo día de la operación, puesto que el riesgo de complicaciones por sangrado es muy bajo. El enfoque transradial puede resultar más cómodo para los pacientes con dificultades para estar tumbados durante varias horas, como aquellos que sufren dolores de espalda crónicos u obesidad.

La opción del cateterismo cardíaco transradial no es apropiada para todo el mundo. A los pacientes con una enfermedad renal avanzada, que previamente se hayan sometido a una cirugía de bypass de la arteria coronaria o cuyo caso presente complicaciones que requieran catéteres más grandes, podría resultarles más beneficioso el enfoque femoral. Asegúrese de que su médico sabe qué medicamentos está tomando, y si tiene alergia a algún tipo de medicamentos o al yodo.

Qué esperar con un cateterismo cardíaco transradial

Permanecerá despierto (con sedación consciente) durante el procedimiento para que pueda seguir las instrucciones del cardiólogo. Una vez que la zona esté dormida debido a la anestesia local, se le colocará una vaina en su brazo que permitirá que el cardiólogo introduzca el catéter en la arteria radial de su muñeca y llegue hasta la entrada de la arteria coronaria. Se inyectará un contraste a través del catéter para que el cardiólogo pueda ver mejor las arterias coronarias en los rayos x.

Mientras tanto, una cámara se moverá por su cuerpo para obtener imágenes del mismo. La última imagen requerirá un volumen de contraste mayor para que el cardiólogo reciba una visión clara del flujo de sangre y de la eficiencia con la que su corazón bombea la sangre. Puede que sienta calor en el cuerpo, pero la sensación desaparecerá en unos segundos. Después de la operación, el cardiólogo le informará de los resultados. Recibirá instrucciones formales de su cardiólogo y/o médico.

Si necesita un referido a un especialista cardíaco u otro médico de Taxoma Medical Center, llame a nuestro servicio gratuito de referidos médicos al 1-903-416-3627.