Prueba para detectar enfermedades de las arterias coronarias

Tomografía computarizada cardíaca para la cuantificación del calcio

La cuantificación del calcio es una forma no invasiva que utilizan los médicos para obtener imágenes detalladas de las arterias coronarias y así ayudar a identificar la presencia, la ubicación o la extensión de placas calcificadas. Las placas calcificadas aparecen cuando la grasa y otras sustancias se desarrollan dentro de una arteria, y pueden indicar la presencia de aterosclerosis, una enfermedad de los vasos sanguíneos también conocida como enfermedad de las arterias coronarias (EAC). Con el paso del tiempo, la enfermedad de las arterias coronarias puede hacer que las arterias se estrechen, lo cual limitaría o incluso interrumpiría el flujo sanguíneo hasta el corazón. Esto puede causar dolores en el pecho, también conocido como angina, o incluso un ataque cerebrovascular.

Tomografía computarizada cardíaca para la cuantificación del calcio

Normalmente, se utiliza la técnica de cuantificación del calcio para determinar si existe una enfermedad de las arterias coronarias (EAC) y, de ser así, en qué grado está. Los médicos también pueden solicitar un examen de cuantificación del calcio para pacientes con riesgo de desarrollar una enfermedad de las arterias coronarias, incluso si el paciente no muestra síntomas de la enfermedad. Los principales factores de riesgo de sufrir EAC son los siguientes:

  • Niveles inusualmente altos de colesterol en sangre
  • Antecedentes familiares de enfermedades cardíacas
  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Antecedentes de fumador de cigarrillos
  • Sobrepeso u obesidad
  • Sedentarismo

Las pruebas de cuantificación del calcio son indoloras y suelen tener una duración de unos 10 minutos. Para el examen se utiliza una tomografía computarizada (TC), es decir, una prueba de diagnóstico por imágenes que ofrece imágenes detalladas de los órganos, los huesos y los tejidos.

Tras colocarlo sobre una mesa, se le colocarán electrodos (discos adhesivos pequeños) en el pecho y, a su vez, éstos se conectarán a un electrocardiógrafo (ECG) que registra la actividad eléctrica del corazón. Esto permite registrar las pruebas de TC cuando el corazón no se contrae de forma activa. La mesa se moverá lentamente a través de la máquina de TC durante la prueba. Se le pedirá que contenga la respiración entre 10 y 20 segundos mientras se graban las imágenes. Al terminar la prueba, un tecnólogo le pedirá que espere hasta que verifique que el escáner ha generado imágenes de buena calidad que permitan una interpretación precisa.

Hable con su médico acerca de los escáneres cardíacos con TC, ya que no son adecuados para todo el mundo. No todos los planes de seguro médico cubren este tipo de prueba, por lo que es importante que compruebe sus coberturas antes de concertar una cita.

Para concertar una cita, llame al Diagnóstico avanzado por imágenes de TMC al 903-416-3730. El costo es de $99. Importante: no debe consumir cafeína durante las 24 horas anteriores a la prueba, y su frecuencia cardíaca debe ser de 75 o menor.