Cómo la tecnología avanzada mejora el tratamiento del cáncer de próstata

Hombre sentado en el sofá mirando por la ventana4 de agosto de 2022

A medida que las opciones de tratamiento mínimamente invasivas están más disponibles, los pacientes aprecian los beneficios de la cirugía robótica: la posibilidad de menos cicatrices y recuperaciones más rápidas. Los cirujanos también agradecen la capacidad de operar con un nivel de precisión que antes no era posible. Esto es especialmente cierto en el caso del cáncer de próstata, el segundo cáncer más común entre los hombres en los EE. UU. y una de las principales causas de muerte por cáncer entre los hombres de todas las razas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Jeremy West, MD, urólogo de TexomaCare – Urología, explica cómo el sistema quirúrgico da Vinci Xi® ha mejorado el nivel de atención en su campo. “Muchas operaciones de cáncer y benignas son extremadamente difíciles de realizar abiertamente porque ocurren en áreas del cuerpo de difícil acceso”, dice. “La prostatectomía, por ejemplo, se realiza muy profundamente en la pelvis. Un enfoque abierto es técnicamente muy desafiante y, a menudo, tiene una alta tasa de transfusión de sangre. Hoy en día, la cirugía robótica es prácticamente el estándar para el manejo quirúrgico del cáncer de próstata”.

“Al hacer incisiones más pequeñas y ayudar a reducir el sangrado, la cirugía robótica también puede permitir que los pacientes dejen el hospital uno o dos días después del procedimiento, una estadía mucho más corta que la que es posible con la cirugía tradicional”, dice el Dr. West. “Aprender sobre estos beneficios posoperatorios a menudo ayuda a disipar las dudas que tienen algunos pacientes sobre la cirugía robótica”.

Otro detalle importante que el Dr. West quiere que los pacientes reacios sepan es que el sistema robótico es solo una herramienta que ayuda al cirujano. “Creo que existe la idea errónea de que el robot está realizando la cirugía con solo presionar un botón”, dice. “Si bien nos permite operar con un mayor nivel de precisión, el cirujano sigue siendo el que realiza el procedimiento”.

Según el Dr. West, la urología fue uno de los primeros campos médicos en adoptar la cirugía robótica. Hoy en día, los urólogos deben salir de la formación sabiendo cómo realizar una cirugía robótica. “Ahora que se ha convertido en una parte integral de la urología, el campo seguirá evolucionando a medida que mejore la tecnología”, dice. "¡El futuro es ilimitado!"

Los resultados individuales pueden variar. Hay riesgos asociados con cualquier procedimiento quirúrgico. Hable con su médico acerca de estos riesgos para averiguar si la cirugía robótica es adecuada para usted.