¡Soy un milagro andante!

Testimonio de Saundra Stapp

Cuando Saundra Stapp se fracturó el tobillo hace 30 años, se lo repararon quirúrgicamente utilizando tornillos y clavos. Sin embargo, con el paso del tiempo desarrolló artritis postraumática. Cuando no pudo soportar más el dolor y apenas podía caminar, la remitieron al cirujano de pies y tobillos, C. Craig Cranford, DPM, AACFAS del Texoma Medical Center.

"Otros médicos me habían hablado de fusionar mi tobillo pero, si lo hacía, no podría moverlo. No quería conformarme con eso", explica Saundra. El Dr. Cranford, tras su consulta, pensó que sería una buena candidata para un reemplazo completo de tobillo. "El Dr. Cranford me contó todo lo que iba a hacer, me enseñó un modelo y me preguntó si quería seguir adelante. Respondí con un rotundo "¡Sí!" y programamos la cirugía", dice Saundra.

"Cuando Saundra vino a verme, tenía unos dolores terribles debido a que el cartílago había desaparecido y sus huesos tenían contacto entre sí", cuenta el Dr. Cranford. "Era una buena candidata para un reemplazo completo de tobillo, y me enorgullece decir que ha sido la primera paciente en someterse a este procedimiento en el TMC y en toda la región de Texoma".

El Dr. Cranford explica que el reemplazo total de tobillo es un proceso similar al de reemplazo de rodilla, salvo por la complicación añadida de que el tobillo es una estructura de soporte de carga. "Utilizamos un implante a través de un programa con un software dirigido por tomografía computarizada. Este ayuda a crear un implante de tamaño personalizado y anatómicamente compatible para cada paciente. Esto también incrementa el tiempo de vida del implante", explica el Dr. Cranford. Dice también que si un paciente se ha sometido a una fusión del tobillo en el pasado, el software le ayuda a retirarlo antes de realizar el reemplazo. "Es bastante increíble", afirma.

Saundra asistió al Joint Camp del TMC antes de la operación, y allí la ayudaron a prepararse tanto física como mental y emocionalmente para el reemplazo de tobillo que se realizó el 4 de diciembre de 2015. Después de la cirugía, solo se tuvo que quedar un día más antes de que le dieran el alta. "Ser capaz de caminar sin un dolor que te debilita es una gran sensación de libertad".

Saundra está muy agradecida con el Dr. Cranford y con todo el personal médico que se encargó de cuidarla antes, durante y después de su operación. "Fue una experiencia estupenda, tal y como esperaba, dado que el TMC es mi hospital y ya había acudido varias veces con anterioridad. Por tanto, esperaba que me ofrecieran un gran servicio y no me defraudaron en absoluto. Tanto el personal de enfermería como los médicos me escucharon para saber cuáles eran mis necesidades, lo cual es realmente importante. Hay otros hospitales en la zona, pero yo elegí el TMC", explica.

El Dr. Cranford señala que se puede tardar entre seis meses y un año en adaptarse a la nueva articulación, y que Saundra lo está llevando bien. "El reemplazo total de tobillo es una opción que puede otorgar funcionalidad al paciente y permitir que vuelva a disfrutar de la vida", afirma.

Más información sobre podiatría en Texoma Medical Center >